Vadhir Derbez y su debut en cine

Diego Suárez es un personaje que pertenece al mundo de la moda. Es, dice Ximena Ayala, de estos chavos guapos que hacen de todo y no hacen nada, o sea, pertenecen al mundo del cine, de la moda, del glam y lalalá, pero que lo que tienen realmente es más bien un talento para generar conexiones. A ese Diego, que al mismo tiempo es un chavo solitario con un gran corazón y muchas ganas de construir algo en su vida, es a quien interpreta Vadhir Derbez en El tamaño sí importa. Se trata de una comedia romántica que representa el debut de Vadhir en el cine y que estrena este 27 de enero.


Vadhir, quien también participa en 3 idiotas, la cual estrena en marzo, llegó a la película dirigida por Rafa Lara mediante casting. Él era uno de los varios tipos de Diego que la producción estaba probando. “El personaje era de mucha más edad”, dice en entrevista. Pero ya con Ximena seleccionada como Vivi, una chica con un potencial tan enorme como su propia inseguridad, lo que siguió fue hacer una escena juntos. Y ahí surgió la química que ahora los hace compartir protagónico.

El tamaño sí importa se centra en Diego, actor y empresario encumbrado que de la noche a la mañana cae en desgracia y hasta a la cárcel va a dar, de donde sale tras haberlo perdido todo. Vivi, enamorada de él, un día lo reconoce en la calle y entonces comienzan una relación que va acrecentándose, pero que en algún momento se tuerce.

La película, dice Vadhir, “tiene mensajes a diferentes niveles: familiares, con tu pareja, personales, sociales. Está muy redonda. No es una película plana. Intenta divertir de cualquier tema vano”. Y él parece a gusto con personajes con vena cómica.


Para él, es muy importante que los actores recurran a su experiencia personal al momento de interpretar un personaje, pero eso tampoco significa una limitante. “Es posible tratar de actuar o encarnar a algún personaje que ha vivido cosas que tú no has vivido, cuando se trata de cosas más fuertes como drogadicción extrema o algo así, o algún tipo de discapacidad. En ese caso se trata de estudiar a otra persona porque son cosas que no puedes vivir. Como actor, entre más cosas experimentes es más fácil que cuando te toque entrar en un personaje que está en una situación similar puedas conectar con tal memoria o tal experiencia que tuviste. Y es más rico. Hasta cuando tienes escenas tristes como que de repente te ayuda entrar en ese trip”.