Sacúdete las penas

Un caballo llamado Elefante