PELÍCULAS NOSOTROS PRENSA
Blog

10 monstruos del cine mexicano

El cine mexicano explotó durante varios años el cine de terror con monstruos de por medio. Aquí te presentamos un listado en el que incluimos diez de esas criaturas que, a pesar de que las películas no eran las más elaboradas, fueron sin duda significativas.

 

El monstruo zombi interpretado por Jaime Fernández en El secreto del resucitado (1958), por si alguien pensaba que aquí no había muertos vivientes. Incluso es previo a los del mítico George Romero. Fernández también llegó a interpretar al Hombre Lobo. También hubo zombis en Santo contra los zombies (1962), de Benito Alazraki.

 

 

El vampiro, aquel que hiciera Germán Robles en El vampiro (1957) y en El ataúd del vampiro (1958), sus celebradas interpretaciones aunque a él no le gustara que se le identificara por ellas.

 

La llorona, aquella que apareció por primera vez en el cine mexicano en una película homónima de 1933. Ha tenido apariciones posteriores, por ejemplo en la reinterpretación de ese mito en Kilómetro 31, aunque con influencias del terror japonés.

 

 

Frankenstein, en la cinematografía nacional así se le llamó al monstruo sin nombre de la novela de Mary Shelley. Apareció en infinidad de películas en las que hubo hasta colectividad de monstruos, por ejemplo Santo y Blue Demon contra Drácula y el Hombre Lobo (1973).

 

La momia Satán, imposible no mencionar este macabro personaje interpretado por quien más tarde sería el luchador Tinieblas. Apareció en Las momias de Guanajuato (1972).

 

El Diablo, el mismísimo rey de las tinieblas fue interpretado por el actor Roberto Cañedo en El fistol del diablo y Juego diabólico, ambas de 1961.

 

El hombre lobo, aparecido lo mismo en películas de El Santo que con Chabelo o Piporro.

 

Las mujeres vampiro, sensualísimos personajes que tuvieron su celebérrima presentación en la considerada cinta de culto Santo contra las mujeres vampiro (1962), de Alfonso Corona Blake.

 

 

El cíclope, un personaje al que casi puede considerársele de creación nacional. Aparece en la monumental La nave de los monstruos (1960), de Rogelio A. González.

 

El conde Drácula también apareció en el cine mexicano: en Santo en el tesoro de Drácula (1969) y en Santo y Blue Demon contra Drácula y el Hombre Lobo (1973). En ambas lo interpretó Aldo Monti. 

Relacionadas


Chava Cartas dirige Inquilinos
Realidad y fantasía en Vuelven
Trailer y poster de Vuelven
Vuelven regresa a los cines de México