7 actores mexicanos que tomaron vuelo en los 90

7 ACTORES MEXICANOS QUE TOMARON VUELO EN LOS 90

Los años noventa marcaron un cambio en la cinematografía nacional. De entrada, en esa época se dio el debut de directores, fotógrafos y distintos profesionales hoy referentes no solo en México sino a nivel mundial. En el caso de los actores, también en esa década empezaron su carrera algunos de los intérpretes mexicanos más destacados de la actualidad, de quienes hacemos un recuento centrado únicamente en esa década.

 

01Damián Alcázar (1953)

Luego de hacer una aparición en Romero (1989), Alcázar participó en La ciudad al desnudo en 1989 y luego trabajó bajo las órdenes de Arturo Ripstein en La mujer del puerto (1991) y empezó su longeva colaboración con Luis Estrada en Bandidos. Ese mismo año protagonizó La leyenda de una máscara, de José Buil. Estuvo en Lolo, de Francisco Athié, e hizo a Marcos, el personaje principal, en Dos crímenes, la ópera prima de Roberto Schneider. En 1995 trabajó con el también debutante Ernesto Rimoch en El anzuelo, por la que ganó el Ariel por actuación secundaria. En el 96 tuvo un papel pequeño en Overkill (EU), de Dean Raphael Ferrandini. Fue dirigido por John Sayles en Men with guns en 1997 y al año siguiente, por Carlos Bolado en Bajo California: el límite del tiempo, ganando el Ariel por mejor actuación masculina al hacer un personaje en busca de redención. En el 99 vuelve a ser dirigido por Luis Estrada, ahora en La ley de Herodes, en la que interpreta a Juan Vargas, papel por el que volvió a ganar el Ariel a mejor actor. Recientemente hizo un arriesgado personaje en Mangoré, cinta paraguaya dirigida por Luis R. Vera.

   

 

02Daniel Giménez Cacho (1961)

Aunque a finales de los ochenta ya había participado en series como La hora marcada o la telenovela Teresa, la carrera de Daniel despuntó en los noventa (de finales de los ochenta es Camino largo a Tijuana, de Luis Estrada, pero se estrenó años después). En el 91 fue parte del elenco de Cabeza de Vaca, de Nicolás Echevarría, y de Bandidos, de Estrada. Ese mismo año protagonizó Solo con tu pareja, de Alfonso Cuarón. Estuvo en En medio de la nada, de Hugo Rodríguez, y tuvo participaciones pequeñas en La invención de Cronos, de Guillermo del Toro (ganó un Ariel, por actuación secundaria), y Ámbar, nuevamente con Estrada. Protagonizó En el aire (1995), de Juan Carlos de Llaca. Ese mismo año fue parte del reparto coral de la coproducción méxico-española Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. En España protagonizó Celos, de Vicente Aranda. Participó en El callejón de los Milagros, de Jorge Fons, y estelarizó Profundo carmesí, de Arturo Ripstein, con la que ganó su primer Ariel como mejor actor. Recientemente lo vimos en Me estás matando Susana.

   

 

03Salma Hayek (1966)

En los noventa, la carrera de Salma en el cine mexicano se reduce a tres títulos, pues su mira siempre estuvo en Hollywood. Cuando hizo la premiadísima El callejón de los milagros (1995), en la que interpretó a la engañada y deseada Alma, ya había sido dirigida por Robert Rodriguez en una película para televisión: Roadracers, y había tenido un papel pequeño en Mi vida loca. Antes de que protagonizara el cortometraje de Carlos Cuarón Sístole diástole, de 1997, ya tenía en su filmografía Pistolero, Atracción explosiva y Del crepúsculo al amanecer. Antes de regresar a México para hacer El coronel no tiene quien le escriba, tuvo protagónicos en Hollywood como Un impulsivo y loco amor  y Estudio 54. A finales de este mes se le verá compartir créditos con Eugenio Derbez en Cómo ser un latin lover.

   

04Bruno Bichir (1967)

A principios de los ochenta, Bruno tuvo un par de actuaciones, pero fueron pequeños papeles. Su carrera empezó en el 89, con Rojo amanecer, de Jorge Fons, y se consolidó en los noventa, empezando con El patrullero (1991), de Alex Cox, con la cual recibió su primera nominación al Ariel (por actuación secundaria). Hizo Golpe de suerte en el 92, bajo las órdenes de Marcela Fernández Violante y, entre otras, participó en Principio y fin (1993), de Arturo Ripstein; por su papel como Nicolás Botero ganó el Ariel a mejor actuación masculina. Participó en Días de combate, de Carlos García Agraz, y El jardín del edén, de María Novaro, en el 94. Al igual que Giménez Cacho, fue incluido en el reparto de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto y El callejón de los milagros. Compartió créditos con Damián Alcázar en El anzuelo, de Ernesto Rimoch, y en la coproducción con España Katuwira. Fue nuevamente nominado al Ariel, como actor de reparto, por El evangelio de las maravillas, de Arturo Ripstein (1998). En años recientes, ha participado en series como Narcos.

   

 

05Arcelia Ramírez (1967)

Aunque tuvo una pequeña participación en El secreto de Romelia (1988), de Busi Cortés, su primer papel importante fue en Ciudad de ciegos, de Alberto Cortés, en el 91, mismo año en el que hizo La mujer de Benjamín, de Carlos Carrera. Luego protagonizó Serpientes y escaleras (1992), de Busi Cortés, y El tesoro de Clotilde (1993), de Julián Pastor. Después de trabajar un rato en televisión, tuvo el protagónico en Cilantro y perejil (1998), de Rafael Montero, al lado de Demián Bichir, papel por el cual fue nominada al Ariel como mejor actriz. Al año siguiente, estelarizó En un claroscuro de la luna, de Sergio Olhovich, y la coproducción México-Venezuela-Colombia Rizo. También participó en El cometa, de José Buil y Marisa Sistach. Recientemente fue convocada por Demián Bichir para su debut como director, Un cuento de circo & a love song.

   

 

06Juan Manuel Bernal (1967)

Después de hacer algunos cortos, Juan Manuel tuvo oportunidad de demostrar su potencial como actor en Hasta morir (1994), ópera prima de Fernando Sariñana en la que interpreta a El Boy, un delincuente que busca vengarse de su antiguo amigo. Trabajó en varias telenovelas, entre las que se dio tiempo para participar en El callejón de los milagros, de Fons, como Chava, el personaje que provoca indirectamente la desgracia de Abel y Alma. Participó en papeles secundarios en Sin dejar huella, de María Novaro, y en Cilantro y perejil, de Montero. Recientemente, también actuó en Un cuento de circo & a love song.

   

 

07Cecilia Suárez (1971)

La tampiqueña Cecilia Suárez ya había hecho varios cortos antes de ponerse en el radar del cine mexicano con dos actuaciones que la dieron a conocer entre el público. Por un lado, en el papel de Andrea, la esposa del mujeriego Miguel (Jorge Salinas), en Sexo, pudor y lágrimas (1998), de Antonio Serrano, y como Sofía Aguirre, la pareja de Gabriel (Demián Bichir, con quien también compartió créditos en la película de Serrano), en Todo el poder (1999), de Fernando Sariñana. Recientemente se le vio en Macho, de Antonio Serrano y La vida inmoral de la pareja ideal, de Manolo Caro.

   

NOTAS RELACIONADAS

Estrenos Videocine en el 1er semestre de 2019

Vadhir Derbez es Isidoro en 3 idiotas