6 películas mexicanas sobre discapacidad visual

Milagro en el barrio (1989)
Este dramón fue dirigido por Damián Acosta Esparza. Es la historia del pequeño Milton, quien queda ciego y huérfano de madre tras un accidente. Un niño rico se hace amigo suyo a pesar de que su mamá se resiste a la amistad. Sin embargo, como última voluntad luego de otro accidente, el amigo de Milton le dona sus córneas. Así recupera la vista y hasta la madre renuente lo apoya.

 

De qué color es el viento (1972)

Dirigido por Servando González, este drama escrito por el propio cineasta y su esposa, Miriam Salinas, sigue la historia de Sergio (Ahui Camacho) y Eva (María Andrea, que después haría carrera como cantante bajo el nombre de Crystal), dos niños invidentes que estudian en la misma escuela de capacitación para ciegos y se hacen amigos. Pero como él es de una familia humilde, su mamá no quiere que visite la casa de Eva. La maestra de Sergio ayuda a pagar su operación, que es exitosa, por lo que se invierten los papeles y es la madre de la niña la que impide ahora la amistad, pero Sergio lucha por ella. La cinta fue filmada en Acapulco y en el Instituto Nacional de Rehabilitación para Niños Ciegos y Débiles Visuales en Ciudad de México.


Simitrio (1960)

El viejo maestro rural Cipriano (José Elías Moreno) está por quedarse ciego, por lo cual no se da cuenta que su alumno Simitrio nunca llegó a la escuela pues se tuvo que mudar antes de empezar el ciclo. Luis y otros alumnos culpan al ausente de las travesuras que cometen. La broma se les sale de control y Luis, quien mantiene una relación cercana con el profesor pues le ayuda como lazarillo, le confiesa la verdad. Cuando quieren jubilar a Cipriano, el pueblo se opone. Fue dirigida por Emilio Gómez Muriel.

 

Los olvidados (1950)

Premiada en el Festival de Cine de Cannes, la historia sigue a Pedro (Alfonso Mejía), un niño que vive hacinado con su madre cruel (Stella Inda) y hermanos en una casa pequeña. Pedro suele acompañar en sus andanzas al Jaibo (Roberto Cobo), el líder de un grupo de delincuentes que poco a poco desmorona el carácter recto de Pedro y lo llevará a su trágico final justo cuando parecía redimirse. Don Carmelo (Miguel Inclán) es un ciego abyecto de quien El Jaibo y sus amigos se aprovechan.

 

 

Como si fuéramos novios (1986)

En esta película de Sergio Véjar, también abordada desde el melodrama, la entonces niña Ana Patricia Rojo interpretó a Laura. Ella  ha perdido la vista y necesita urgentemente una operación para recuperarla. Su amigo Andrés (Pedro Fernández) se compromete a ayudar a reunir el capital para que Laura pueda volver a ver.


Ya veremos (2018)

Cuando a Santi se le diagnostica glaucoma, hace una lista de las cosas que le gustaría ver antes de posiblemente perder la vista. Y todas las quiere hacer con sus papás, Alejandra (Fernanda Castillo) y Rodrigo (Mauricio Ochmann), pero están separados. Los deseos de Santi hará que estén juntos de nuevo viviendo venturas y situaciones. Una cinta conmovedora y divertida que estrena el 2 de agosto.