Películas mexicanas con segundas partes

Pedro Infante es indudablemente uno de los ejemplos más emblemáticos cuando de segundas partes o secuelas se trata. En su vertiginosa carrera actoral protagonizó incluso trilogías. Dedicamos esta entrada a algunas de las segundas partes más recordadas del cine mexicano, el cual no ha explorado mucho esa vertiente. Como dijo Rigoberto Castañeda, director de las dos partes de Kilómetro 31 en una entrevista publicada en este blog, “las franquicias no se han explotado suficiente en México, las historias no las hemos pensado como episodios o no hemos querido pensar en la posibilidad. Sin embargo, es un territorio que nos corresponde generar como creadores de historias”.

 

Ustedes los ricos (1947)

Continuación de Nosotros los pobres y antecedente de Pepe El Toro en la trágica historia de este carpintero. Pepe (Pedro Infante) tiene un encuentro con Manuel de la Colina (Miguel Manzano), el verdadero padre de Chachita, la hija de su hermana, y su familia millonaria encabezada por Doña Charito (Mimí Derba). Mediante amenazas y promesas, Manuel quiere ganarse el afecto de su hija. En tanto, Ledo El Tuerto (Jorge Arriaga encarnando por segunda vez a uno de los villanos más viles del cine nacional) escapa de la cárcel y busca venganza. Se la cobra de una forma tenebrosa provocando un incendio: el desgarrador grito de Pedro Infante en la película de Ismael Rodríguez, cuando su personaje encuentra el cadáver chamuscado de su hijo, todavía hoy nos pone la piel chinita.

 

No desearás la mujer de tu hijo (1949)

En La oveja negra, también de Ismael Rodríguez, Don Cruz Treviño (Fernando Soler) había acabado pidiendo perdón a su esposa moribunda por sus infidelidades y su encono hacia su hijo Silvano (Pedro Infante). En la continuación, Don Cruz no aguanta el encierro al que se había autosometido y a pesar de sus juramentos quiere conquistar a la joven Josefa (Carmen Molina). Cuando se entera que ella es el interés amoroso de Silvano, le pide a este que renuncie a ella. Otro dramón campirano.

 

Qué te ha dado esa mujer (1951)

Ismael Rodríguez sin duda supo explotar sus personajes e historias exitosas. Tras ATM, donde Pedro Infante hizo mancuerna con Luis Aguilar para interpretar a un par de amigos pronto rivales en la chamba y el amor, realizó esta secuela en la que los malentendidos, las dudas y los triángulos amorosos parecen resquebrajar la amistad de los habilidosos motociclistas de la policía. Cuando Marianela (Rosita Arenas), la novia de Luis, le confiesa a Pedro su amor, las complicaciones no se hacen esperar, y menos cuando aparece Yolanda (Carmen Montejo), a quien Luis no considera apropiada para su amigo.

 

El chanfle 2 (1978 y 1981)

Chespirito no desaprovechó su oportunidad de hacer una segunda parte de su exitosa primera incursión cinematográfica. Si bien la primera tenía una historia más futbolera, acá los enredos marcan la pauta cuando el Chanfle se hace sin querer de un balón lleno de joyas codiciado por un grupo de contrabandistas que quiere recuperarlo a toda costa.

 

Kilómetro 31-2 (2016)

“El tema de la película gira en torno a las pérdidas de los personajes, a cómo se encuentran en un lugar de pérdida igual de tormentoso e íntimo. Es una película que habla del incansable espíritu humano por volver a tener eso que ahora le hace tanta falta”, dice Rigoberto Castañeda al respecto de la continuación de su exitosa primera película, la cual actualizó el mito de la Llorona y fue parteaguas para una nueva etapa del cine de terror mexicano.

 

No manches Frida 2 (2019)

Zequi (Omar Chaparro) y Lucy (Martha Higareda) están a punto de casarse. Pero Zequi arruina la ceremonia y Lucy decide cortarlo. Desesperado, Zequi intenta recuperarla, tomando una decisión mala tras otra en medio de unos juegos intercolegiales de los que depende la permanencia del Instituto Frida Kahlo en el que ambos trabajan. Las complicaciones aumentan cuando aparece el ex de ella, Mario (Aarón Díaz), convertido en un galán exitoso, rival de Zequi como profesor de baile del equipo a vencer.

 

Veinteañera, soltera y fantástica (2019)

Noé Santillán dirige lo que si bien no es una secuela de Treintona, soltera y fantástica, sí aspira convertirse en una franquicia. Ambas películas abordan el tema de las mujeres que buscan encontrar su lugar en el mundo, aunque la única diferencia es la edad de los personajes y, por ende, las situaciones. Veremos a Regina (Paulina Goto) y JuanPa (Vadhir Derbez) poner fin a su matrimonio, lo que deriva en una serie de cambios que implican decisiones trascendentales. Estrena el próximo año.