PELÍCULAS NOSOTROS PRENSA
Blog

¿Quiénes son los Riva Palacio?

A finales del año 2000, los hermanos Gabriel y Rodolfo Riva Palacio, directores y productores de Marcianos vs. Mexicanos, fundaron lo que en principio era una buena manera de aprovechar sus estudios formales: de dirección y guionismo, por un lado, y animación y diseño de personajes, por otro. Como entonces lo más accesible y rentable era la animación por Internet, la hicieron en Flash y crearon una serie de personajes, los famosos huevocartoons, que de inmediato hicieron clic con el público.

 

 

Explotaron el running gag y sacaron jugo a la posibilidad que les abría una serie de personajes irreverentes que tenían en el habla coloquial y el doble sentido una herramienta poderosa. Para los Riva Palacio, el salto al cine fue un paso natural. Una película de huevos, su ópera prima de 2006, fue todo un suceso.

 

 

En su momento, la película se convirtió en la segunda cinta más exitosa del cine mexicano de todos los tiempos, solo después de El crimen del padre Amaro. Así lo entendieron. “Para pasar al cine sabíamos que teníamos que incluir varios mercados: primero, a los adultos y adolescentes que gustaran de la irreverencia de huevo cartoon, y a los niños, que querían ver una animación, un arco de personajes y una historia dramática más clara. Tener esa doble virtud, que el niño no entendiera la irreverencia pero sí el adulto, pero con personajes más completos y bidimensionales, no tan planos como en los sketches, era lo que buscábamos”.

 

 

Con esta película, además, ganaron el primer Ariel entregado en la categoría de largometraje de animación, haciendo trascender a la historia del huevito Toto que no quiere acabar como desayuno sino convertirse en pollo.

 

Acumuló ingresos por 142 millones 300 mil pesos con cuatro millones de espectadores (de los 11 millones que sumaron los 33 filmes mexicanos estrenados ese año). Su continuación, Otra película de huevos y un pollo (2009) se convirtió en su momento en el segundo largometraje animado más exitoso de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica: sus poco más de tres millones de espectadores (de los más de 12 millones que compraron boleto para ver alguna de las 54 cintas nacionales estrenadas ese año) contribuyeron a obtener 113 millones 600 mil pesos de ingresos.

Y no se diga de Un gallo con muchos huevos, tercera película de la serie. Estrenada en 2015, se volvió la película mexicana de animación más exitosa con sus 4.1 millones de espectadores. “Estamos muy orgullosos de que se pueda hacer animación en México y que esté creciendo en este nivel”, ha dicho Gabriel.

Ahora los hermanos han decidido dar un cambio en sus historias. El 9 de marzo estrenan Marcianos vs. mexicanos, la primera película animada clasificada para adolescentes y adultos. No dejan la animación 2D, pero han querido regresar a sus orígenes más irreverentes.

Relacionadas


Ánima Estudios busca hacer leyenda
Estos son nuestros próximos estrenos de cine
Maratón de cine mexicano en streaming
Estrenos Videocine 2018 (1er Trimestre)