Abe Rosenberg dirige Placa de acero

ABE ROSENBERG DIRIGE PLACA DE ACERO

“La idea de Placa de acero –cuenta Abe Rosenberg– surge de la necesidad que tenemos en México por justicia. El tema está siempre en nuestras conversaciones. Y analizando un poco, surgió la pregunta de qué pasaría si en realidad hubiera un policía recto, un policía honesto, cómo lo trataríamos los ciudadanos, cómo lo trataría el sistema y si es posible para este policía hacer su trabajo bien o si lo bloqueamos todos”.

 

La historia sigue a Roberto Recto (Alfonso Dosal), destacado elemento en la academia que cuando ingresa como policía activo hace su trabajo saltándose las costumbres corporativas que incluyen la recepción de dádivas o el no seguimiento de líneas de investigación. Cuando aparece un caníbal, no obstante las prohibiciones de sus mandos, se pone a investigar junto con su compañero, Adrián Vázquez (Adrián Vázquez), un policía con todas las malas costumbres de la corporación bien arraigadas.

 

Encontrar al actor que hiciera a Recto “fue bastante complicado –dice Abe–. Estábamos pensando en muchas personas, hasta que uno de los productores sugirió a Poncho Dosal. Desde la primera vez que nos vimos dije este es nuestro Roberto Recto, además de que es un tipo muy comprometido y talentoso, tenía todos los tonos necesarios para dar el personaje”. En el caso de Adrián, el personaje fue escrito especialmente para el actor, director y dramaturgo. “Lo conocíamos, habíamos trabajado con él en obras de teatro que hemos producido y nos impactaba mucho el nivel de talento que tiene y que no se estuviera explotando eso en la pantalla grande y que el público no tuviera acceso a un tipo cono Adrián”.

 

Aunque indudablemente la película es una comedia de acción, dice Abe, que la coescribió junto con Joseph Hemsani (director de Mientras el lobo no está y coguionista de El vestido de la novia), tiene otros matices: “drama, comedia, suspenso, pero en principio sí es una comedia con acción muy al estilo Arma mortal, Rush hour y todas estas películas de parejas disparejas que nos han dado los estudios hollywoodenses. En México llevamos mucho tiempo sin explorarlo, pues en algún punto tuvimos a Pedro Infante y Jorge Negrete, pero en algún punto desapareció esa idea del cine”.

 

Para Abe, el timing del tema no podía ser mejor. “Si bien México viene transformándose ya hace un rato, hoy en día la cuestión de la justicia y de poder ser mejores cono ciudadanos, como políticos, como policías, como todos, se ha vuelto muy urgente. Durante todo el día están hablando desde el presidente hasta todo el cuerpo político y los ciudadanos. Entonces el timing no podría ser mejor para que la reflexión llegue a cada uno de nosotros”.

NOTAS RELACIONADAS

Adrián Vázquez habla de Placa de acero