Michel Franco: feliz de regresar a Cannes con una cinta mexicana

Las Hijas de Abril es la cuarta película que lleva al director mexicano Michel Franco al Festival de Cine de Cannes, situación que lo hace sentir muy orgulloso: “es difícil ir una vez, pero volver es mucho más complicado”, aseguró en conferencia de prensa. Sin embargo, sostiene que se trata de un producto mucho más comercial y accesible para el público en general en comparación con su filmografía anterior, pues consigue una auténtica conexión con la gente.

 

Las Hijas de Abril sigue a Valeria (Ana Valeria Becerril), quien tiene 17 años, está embarazada, y vive en Puerto Vallarta con su media hermana Clara (Joanna Larequi). Valeria no ha querido que su madre Abril -quien lleva un tiempo ausente- sepa del embarazo, pero Clara ante la presión económica y la responsabilidad de cuidar un bebé decide buscarla. Abril (Emma Suárez -Julieta, de Pedro Almodóvar) llega con la disposición de ayudar a sus hijas, pero pronto sabemos por qué era mejor mantenerla lejos. “Es una película enteramente femenina”, dice Michel Franco, “siempre me han interesado más los papeles femeninos. La mujer tiene un papel mucho más complicado en la sociedad”.

 

La inspiración para escribir y dirigir Las Hijas de Abril le nació a Michel Franco hace unos años cuando vio a una adolescente embarazada. La imagen, tierna y desesperanzadora a la vez, hizo que por su mente pasaran muchos pensamientos acerca de su historia, sus sueños y su futuro. Esta idea la empató con un tema con el que siempre ha tenido una fijación: el de los adultos que se niegan a madurar y desean la vida de sus hijos. De esta manera consigue que dos tramas tan complicadas de abordar puedan ser vistos desde diferentes perspectivas, incluso entre los mismos personajes. “No doy una posición a favor o en contra del aborto, simplemente ofrezco varias visiones de esta situación”, complementa el cineasta.

 

En cuanto al casting, Franco asegura que para él lo más importante es trabajar con actores inteligentes y capaces de sorprender tanto en pantalla como fuera de ella. En el caso de Ana Valeria dice que en cuanto la vio dejó de buscar actrices. “Ana Valeria es toda una revelación como actriz y dará mucho de qué hablar”, comenta el director de Después de Lucía. Por su parte, Joanna Larequi -quien tuvo que subir 7 kilos para hacer el papel de Clara- dice que Michel es un perfeccionista, lo que ayudó a que su personaje, quien padece depresión y sobrepeso, pudiera expresarse a través de los silencios.
Las Hijas de Abril se estrena el próximo 20 de mayo en Cannes. Para acercar este festival al público mexicano, ese mismo día se harán dos proyecciones en simultáneo en Ciudad de México. Franco asegura que lograr esto no fue fácil, pero que finalmente obedece al interés del festival y del mismo director y productores de acercar el cine a los espectadores. El 30 de junio es el estreno en México, y unas semanas antes se hará una proyección especial para la fundación Save the Children, que promueve la cultura de la prevención del embarazo adolescente.