José Sefami en Belzebuth

José Sefami es un actor que tiene más de 70 películas en su filmografía. Premiado con el Ariel a mejor coactuación masculina por Conozca la cabeza de Juan Pérez, la ópera prima de Emilio Portes, vuelve a trabajar con este cineasta en Belzebuth, historia de terror que estrena el 11 de enero de 2019.

Invitado por el propio Portes, a Sefami le atrajo que se trata de “una historia de terror, que poco se hace en México. Además, es un género que a Emilio le gusta en particular mucho, entonces era interesante abordar un tema de terror en un cine de buena manufactura”.

Sefami interpreta a Demetrio, un policía que resulta entrañable dentro de la historia: es compañero de Emmanuel Ritter (Joaquín Cosío), con quien lo liga no solo el compañerismo sino también amistad. Es, además, un personaje distinto a los que habitualmente le toca interpretar. “No es el policía rudo, corrupto, ni eso. Es un policía que ejerce como profesionista, bien, hace su trabajo. Eso lo vuelve muy interesante al personaje, muy padre, cosa que además yo mismo no he hecho. Generalmente me ponen de policía corrupto, duro, malo. Pero mi personaje ahora es la conciencia de Ritter. Si pensáramos en el Quijote y Sancho Panza, es el escudero que lo aterriza en la tierra”.

A pesar de que Belzebuth es un filme que implica efectos especiales y algunas escenas con cierta acción, lo más complicado de la filmación, dice el actor, “fue el calor en Mexicali, un calor infernal. Las inclemencias fueron realmente las dificultades que padecimos”.

 

Para Sefami, el género del terror “es de los más atractivos en el cine, porque saca todo el inconsciente colectivo de miedos que tenemos bien guardados. Y que son emociones que siempre tenemos soterradas, y con el terror las podemos sacar y es maravilloso. Por eso es un género tan acariciado por todo mundo: siempre causa alguna emoción, a algunos más que a otros, pero siempre es un género muy rico de ver”.

Para él, quien fue uno de los impulsores de la revista Cine Toma, que tuvo que cerrar aunque espera que haya oportunidad de reactivarla, “el hecho de que se estén haciendo esta gran cantidad de películas es extraordinario. Requerimos unos cambios en los que el cine mexicano sea más visto, la educación a públicos que ya no existen y que podrían existir, porque además el público mexicano asiste mucho al cine”. Y aunque considera importante que haya películas de todo tipo, también considera  que debe haber “un ojo mucho más crítico, porque finalmente el  cine es un espejo de nuestra propia cultura y sociedad. Es bueno saber cómo somos. En cuanto tengamos esto, vamos a lograr que el público se sienta más identificado. Habría que trabajar más elementos, pero los primeros pasos están dados. Además, hay un cine que se está exportando, que gana premios en festivales. El cine mexicano está muy bien. Hay de todo”.

Dice Sefami que los actores “le prestamos al personaje una voz, una estatura, un cuerpo. Estamos reaccionando a estímulos que nos están dando, esa es la herramienta principal de un actor, su presencia, su carácter, su corporalidad. Finalmente es un trabajo que uno prepara y que va haciendo”.