PELÍCULAS NOSOTROS PRENSA
Blog

5 películas “prohibidas” del cine mexicano

En la historia del cine mexicano ha habido películas que han sido “prohibidas”. Hay películas que si bien no han logrado prohibirse, el intento de hacerlo ha provocado un efecto búmeran que las ha beneficiado, como fue el caso de El crimen del padre Amaro, la película más exitosa del cine nacional durante poco más de una década.

Aquí te dejamos un breve listado que contempla casos famosos en el siglo 20. Y aunque no lo creas, también ha habido casos en lo que va de este siglo, pero eso te lo contaremos en otra ocasión.

01¡Vámonos con Pancho Villa! (1935)

En tiempos de la Revolución, los amigos Tiburcio Maya (Antonio R. Frausto) y Miguel Ángel “Becerrillo” (Ramón Vallarino) se unen al ejército de Pancho Villa (Domingo Soler). En la versión conocida, “Becerrillo” enferma de viruela en una epidemia y Tiburcio lo mata y quema por órdenes de Villa, por lo que decide regresar a su pueblo. En otra versión de esta película de Fernando de Fuentes –quien junto a Xavier Villaurrutia adaptó la novela de Rafael F. Muñoz–, “perdida” por más de 40 años, Villa mata a la familia de Tiburcio para que éste regrese al combate. A Tiburcio lo termina matando un dorado y se llevan a su hijo a la Revolución.

   

 

02Los olvidados (1950)

Jorge Negrete llegó a decir que, en su calidad de secretario general del sindicato de actores, hubiese prohibido la filmación de esta película de Luis Buñuel si hubiese estado en México al momento de su filmación. La película estrenó en diciembre de 1950 y solo duró tres días en cartelera debido a la fuerte reacción en contra del gobierno, la prensa y la sociedad. Pero una vez que Buñuel ganó el premio como mejor director del Festival de Cine de Cannes, todo mundo reculó y se permitió su exhibición.

   

 

03La sombra del caudillo (1960)

Premiada en el festival de Karlovy Vary, la adaptación de la novela homónima de Martín Luis Guzmán esperó tres décadas para poder ser estrenada. Al narrar los abusos de poder de Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles (con nombres cambiados, obviamente), fue vetada porque cronicaba negativamente la formación del partido en el poder. Aunque se hicieron campañas para que la película de Julio Bracho viera la luz, el permiso se negó hasta que Carlos Salinas de Gortari finalmente lo dio.

   

04Canoa (1976)

Apenas unos años después del movimiento estudiantil del 68, Felipe Cazals, basado en un hecho real, realizó esta cinta sobre una comunidad poblana, la de San Miguel Canoa, al pie de La Malinche, que azuzada por el cura local lincha a cinco trabajadores de la Universidad de Puebla que querían escalar la montaña pero que no pueden hacerlo debido a una tormenta. Los confunden con estudiantes comunistas. El premio del jurado del Festival de Cine de Berlín no ayudó a que la cinta de Cazals aguantara más de tres días de marzo del 76 en cartelera debido a que incomodó al gobierno de entonces. Se acaba de exhibir una copia restaurada en la Berlinale.

   

 

05La Ley de Herodes (1999)


Poco le faltó a Luis Estrada para que su película quedara relegada. Exhibida en el IV Festival de Cine de Acapulco, su proyección estuvo a punto de ser cancelada. El Imcine, uno de sus productores, decidió programarla solo en una sala de la Cineteca Nacional pero no contaba con que el boca a boca ya había hecho su trabajo, lo mismo que la frase “La película que el gobierno no quiere que veas”. Esta farsa política se volvió una de las películas más exitosas del cine mexicano.

   

Relacionadas


3 rumberas inolvidables del cine mexicano
5 parejas emblemáticas del cine mexicano
Tráiler y póster de Mi Pequeño Gran Hombre
María Aura habla de Te juro que yo no fui