Ariel Winograd dirige Tod@s caen

ARIEL WINOGRAD DIRIGE TOD@S CAEN

A Ariel Winograd, un cineasta que ha dirigido películas como Mamá se fue de viaje (2017) y Permitidos (2016) en su natal Argentina, dirigir una película en México le pareció una experiencia “de las más lindas” que he tenido en su vida en términos laborales. “Tan es así que al año pasado regresé a filmar otra película [¿Y cómo es él?] y dije que sí con absoluta felicidad porque me encontré, en ese sentido, como en mi casa”.

 

La propuesta, dice, “vino directamente de Marthita (Higareda), que me llamó un día a las tres de la mañana”. Vía WhatsApp, ella le dijo que había visto sus películas y que quería trabajar con él.

 

Una de las características de esta comedia producida, protagonizada y escrita por Martha Higareda sobre el enamoramiento de una pareja y los problemas que afronta en el proceso es que los personajes principales (interpretados por la propia Martha y Omar Chaparro) de repente miran a la cámara y le hablan a la audiencia. “Puntualmente eso estaba en el guion –dice Ariel–, lo que sí hicimos fue un trabajo muy fuerte mirado al tono de lo que es hacer comedia, de tratar de hacer comedia con un toque un poco más realista de lo que se acostumbra”.

 

 

Para Ariel fue una experiencia inolvidable pues contó con la confianza de los actores y el equipo técnico, pues no conocía a nadie. “Fue cien por ciento un pacto de confianza entre todos, de poder acompañarnos y llevar esta historia todos juntos a un lugar que llamo comedia antirromántica, que se burla bastante de los clichés de las comedias románticas pero termina aceptando que es una comedia romántica con un personaje muy fuerte, femenino y feminista, que se da cuenta que las cosas no son como a uno se las dijeron”.

 

Entre las escenas que destaca está la que ocurre en una arena de lucha libre. “Nos parecía bueno que fuera una lucha, pero de mujeres, como también siempre había una intención con Marthita del valor de la mujer y de lo femenino en la película. Hablamos mucho de feminismo con Marthita, no solo ella como productora y guionista sino sobre su personaje. Me parece que la película tiene la intención de poder transmitir un mensaje necesario en este momento”.

 

 

Entre los múltiples recuerdos que se lleva Ariel está el hecho de haber trabajado con Edgar Vivar. En uno de esos días de rodaje, el último que trabajó con él, fue muy emotivo, pues “era uno de mis ídolos de la infancia”.

 

Asimismo Ariel guarda un recuerdo de un día muy duro ocurrido durante el rodaje de Tod@s caen. El 19 de septiembre de 2017. “Fue muy duro trabajar ese día por lo emocional que estaba pasando, ese fue el día que recuerdo con mucha tristeza. Estábamos todos juntos tratando cada quien de comunicarse con su familia y preguntando que estuviera todo bien. Encontré trabajo en conjunto de parte de todos, que es muy fuerte y muy emocional verlo desde afuera, ese amor por la gente no lo he visto en muchos lugares del mundo”.

NOTAS RELACIONADAS

2016: un año de éxito para el cine mexicano

Vive Por Mí, una película con causa social