Christian Chávez debuta en En las buenas y en las malas

En la película En las buenas y en las malas, Sebastián (Alberto Guerra) se reencuentra con Alberto (Christian Chávez), su amigo de la preparatoria, un día que va a buscar a Valeria (Zuria Vega), su novia, al restaurante donde trabaja. Alberto es alguien que asume su inclinación sexual con prejuicios. “Mi personaje lucha contra lo que la sociedad y las buenas costumbres le impusieron –dice Christian–: los hombres con las mujeres y ser gay está fuera del planteamiento, no está bien. De pronto hay muchas de estas personas que caen en el soy bisexual, pero no porque realmente lo sean, sino porque no quieren decir que son gays. Sienten que al decir soy bisexual la gente les va a decir no hay pex, es un poco más relajado. Ojo, no quiere decir que no exista la gente bisexual, sino que dentro de este personaje siempre tuvo claro lo que le gustaba pero no quería caer en ser señalado y tiene una transformación durante la película”.

 

En las buenas y en las malas, que estrena el 15 de marzo, es una comedia romántica sobre una pareja en crisis, pero en la que aparecen personajes secundarios con problemáticas propias y una historia que seguir, como la de Alberto. “Eso es lo bonito de la película, que muestra relaciones no perfectas ni bien estructuradas. Son reales y de pronto tienen consecuencias que todos tenemos que enfrentar. No es la comedia clásica de ‘y juntos para siempre’. Es muy real, sobre todo desde el punto de vista del personaje de Alberto Guerra. Son muchos temas que pasan en la vida de la gente y en una relación, tanto de amigo como de pareja, siempre te vas a tener que enfrentar a problemas y superarlos y seguir a la siguiente etapa y a la siguiente, y siempre van a venir retos nuevos. Creo que uno tiene que aprender a estar en las buenas y en las malas”.

Para el actor y cantante, que se dio a conocer por su papel de Giovanni Méndez en la telenovela Rebelde (2004), “las comedias románticas nos habían llevado a tener una idea del amor equivocada. Por eso es importante que este tipo de películas te estén mostrando ahora cómo somos en realidad y que no importa si eres o no perfecto. Si decides o no perdonar una infidelidad es tu problema. Si decides estar con una persona después de ciertas situaciones es tu problema, y eso no te hace mejor o peor persona, sino un ser humano, que es lo que abraza esta película”.

Y aunque tiene una carrera sólida en series, telenovelas y teatro, En las buenas y en las malas es su primera participación en cine. “Y es la primera película para Macarena (Achaga, que interpreta a Pamela) y para (Omar) Villegas y para Natalia (Téllez, quien hace a Carolina). Entonces fue superbonito poder empezar con ellos. Fue la primer película del director (Gabriel Barragán) también. Es como mucho quintito, pero está padre porque creo que es una película en la cual se siente la energía de la gente que trabajó en conjunto”.

 

 

Para él, a quien recientemente vimos en las telenovelas Like, la leyenda y Rosario Tijeras 2, la actuación le gusta porque siempre le ha interesado “poder interpretar distintas vidas, saber cómo el ser humano puede llegar a ser un asesino o a cometer ciertas cosas. Creo que es una forma de exorcizar cosas que tienes dentro. Generalmente los personajes te llegan y parece que son un aprendizaje. Como actores, tenemos el gran privilegio de que siempre nos llegan personajes que a lo mejor se relacionan con algo que en ese momento de tu vida tienes atorado y que lo puedes llevar a través del personaje y al mismo tiempo puedes salir de ese bache. Es como una autoterapia que te puedes hacer como actor”.