Issa López regresa a la comedia con Todo Mal

ISSA LóPEZ REGRESA A LA COMEDIA CON TODO MAL

Apenas en noviembre pasado, Issa López estrenaba Vuelven, una película de terror atípica en su filmografía. Fue un proyecto por el que obtuvo reconocimiento internacional. Ahora acaba de estrenar Todo mal, su regreso a la dirección de comedias, aunque esta también es atípica. “Era una película que desde su primer guión tenía algunos momentos de acción, pero conforme nos íbamos moviendo hacia el rodaje, esos momentos de acción iban creciendo y haciéndose más complejos y más difíciles de controlar -explica en entrevista-. Y tú te subes en el tren y no te preocupas ni te das cuenta. Y de repente tienes un guión en el que tienes balacera en un antro, una secuencia final en un monumento nacional con mil espectadores, vestuarios estrafalarios, caídas de alturas considerables y pierdes un poquito la distancia del reto. Fue Alfonso Dosal (quien interpreta a Matías), quien me dijo, cuando estábamos a una semana de rodar: ¿sí te das cuenta que esto está cabrón?”.


Pero para Issa, “si no tienes mucho miedo cuando estás a punto de hacer algo, lo estás haciendo mal”. Y así fue como decidió mantener el cambio de tono que tiene la película: “al principio es una comedia muy moderada, interna, de relaciones de personajes, pero con un final francamente enloquecido. En el papel se siente muy bien, pero cuando ya estaba haciéndola, tuve un momento de pánico, pánico profundo. Pero cuando la vi cortada, tienes que pretender que estás arriba del caballo siempre aunque te estés cayendo, pude respirar porque me di cuenta que lo habíamos conseguido. Y eso fue por el profundo, serio, comprometido  y apasionado trabajo que hicimos juntos durante meses antes”.

 

 

Precisamente por esa razón Issa decidió, aunque no suele hacerlo, mostrar los armados (una edición rápida, digamos) a sus actores. “Me sentía con toda la confianza porque, en primer lugar, son actores con un colmillo muy cañón, y en segundo lugar traíamos una dinámica de construcción increíble”.


Y eso a pesar de que en principio Issa no quería que Osvaldo Benavides fuera Fernando, el protagonista. “Lo quería para Matías, que es el personaje que hizo Alfonso Dosal. Y Osvaldo casteó los dos muy profesionalmente, pero cuando me senté con él le dije: dime por qué Fernando. Y me lo analizó a una profundidad tal que me le vendió tan bien que tenía entendido quién era Fernando y por qué lo podía hacer que ahí está”.


Para Issa, es esencial que sus actores entiendan bien a sus personajes. “Para mí es muy importante agarrar el guión en la página uno y entender qué estaban haciendo antes esos personajes, antes de que yo diga acción, para que entren con un antecedente a la escena. E igualmente entre cada una de las escenas hay construcción de ficciones para entender lo que pasa entre ellas: improvisamos esas escenas que no están en el guión ni en la película”.

NOTAS RELACIONADAS

10 escenas memorables del cine mexicano 2017

15 años del Festival de Cine de Morelia