Macarena Achaga: del fenómeno Juliantina al cine

MACARENA ACHAGA: DEL FENóMENO JULIANTINA AL CINE

Macarena Achaga es una actriz argentina que ha participado en series como Cumbia Ninja, La bella y las bestias y Sitiados, así como en telenovelas como Miss XV. Hacer el papel de Pamela en En las buenas y las malas es su debut en cine.

 

“Me da mucho gusto que haya sido de esta manera. Caímos en una productora como Bh5 y todo el equipo fue el indicado para hacer mi primer trabajo en cine. Me sentí muy cómoda, a gusto. Yo había hecho muchas series de este estilo, es decir, que se graban de una forma muy parecida, pero nunca había hecho una comedia romántica como esta. Me tocó trabajar con muchos amigos y eso se valora mucho. Creo que el resultado se ve en la pantalla”.

 

Pamela es la hija del dueño de la compañía donde trabaja Sebastián (Alberto Guerra). Cuando le asigna un proyecto, su jefe también le pide que lo haga junto con su hija. Y ella intenta mantener una relación con él. “Tuve chance de proponer cosas. Mi personaje estaba planeado un poco distinto y cuando lo empezamos a trabajar encontramos una versión más humana: realmente hace las cosas que hace porque se enamora de la persona que no es la indicada, pero se enamora con convicción. Y luego la parte de comedia que de verdad se desborda, pero creo que no está tan alejada de la realidad. Conozco muchos casos de que de verdad uno se puede dejar ir. Tiene eso: mucha verdad, y todos los personajes son tridimensionales, no son ni buenos ni malos ni están bien ni mal, tienen verdad”.

 

 

El personaje de Pamela desborda sensualidad. Precisamente esta característica es la que más trabajo le costó. “Me sentí de repente un poco expuesta porque mi personaje tiene muchas escenas difíciles y muchas implican no estar completamente vestida. Eso te hace sentir un poco dudosa, pero es parte del show y me sentí muy a gusto. Se conversaron mucho las cosas, Alberto es muy amigo y estar en confianza ayuda, y mi director estaba también entiende cómo uno se siente en esos momentos de vulnerabilidad. Hubo mucha contención, lo que hace que las escenas se vean divertidas y sean orgánicas”.

Animated GIF - Find & Share on GIPHY

Para ella, la amalgama de personajes secundarios ofrece una riqueza que se agradece. “Me gusta que hay para todo el mundo, para que se sientan identificados. Cuando salgan del cine se pueden ir perfecto a cotorrear porque van a tener distintos puntos de vista y siento que hay gente que va a apoyar mucho a ciertos personajes y se van ir contra otros, y viceversa. Está divertido, interesante y creo que estamos alejándonos de los tabúes”.

 

Eso mismo, sostiene, diferencia a En las buenas y en las malas de otras comedias. En la historia de esta cinta dirigida por Gabriel Barragán Sentíes “se cuentan muchas cosas de la vida real que de repente uno tiene miedo de contar. En las comedias románticas todo es perfecto y tienen muchas etiquetas, pero aquí se rompen bastante los estereotipos. Y creo que sobre todo en cuanto a la pareja principal, que interpretan Alberto y Zuria (Vega), se cuenta la historia de una pareja real, no de una pareja perfecta”.

 

NOTAS RELACIONADAS

Norma Angélica tiene divertido papel en Eres mi pasión

Entrevista con Jorge Ramírez Suárez