Omar Villegas: de internet al cine

Omar Villegas se dio a conocer por su personaje de Renata Corcuera, una chica fresa y novia celosa, el cual captó la atención de miles de usuarios en Vine. Aunque ya había hecho teatro cuando era niño y una vez que Renata lo hizo viajar por todo el país,, su participación en la comedia romántica En las buenas y en las malas es su primera vez como actor de cine. “Hice casting y llegué aquí y fue una experiencia. Todos fuimos un gran equipo, nos divertimos mucho y ha sido la mejor experiencia de mi vida”.

 

En la ópera prima de Gabriel Barragán Sentíes, Omar interpreta a Jesús, un chico que trabaja en un restaurante y que inicia una relación con Alberto (Christian Chávez), quien tiene una peculiar forma de aceptar la relación.

 

“Me gustó de esta historia que es muy real, muestra las cosas que en realidad pasa todo mundo. No se va por la típica comedia romántica en la que todo está bien, sino que te enseña cómo los personajes empiezan de una manera y terminan encontrándose a sí mismos. Y está padre que hay muchas historias además de la principal. Y te muestra la parte de la amistad y el perdón, y está para reírse y para llorar”.

En Las Buenas Y En Las Malas – Jesús

Alberto ( Christian Chavez) ya entendió que Jesús es el único que está #EnLasBuenasYEnLasMalas.En las buenas y en las malas película

Posted by VIDEOCINE DISTRIBUCIÓN on Wednesday, February 27, 2019

Gabriel, quien además de la dirección se encargó de la adaptación del guión, le permitió proponer en la construcción de su personaje. “Christian y yo fuimos a platicar con el director y nos contó lo que quería ver de nosotros. En realidad hicimos lo que nos pidió, pero le metimos cada quien lo nuestro. Tuvimos mucha libertad de meter cosas que no estaban marcadas y que al final sí quedaron. Improvisamos algunas cosas y creo que quedó padre”.

Lo más complejo de esta experiencia, dice, gue aprender a trabajar la manera de trabajar en cine. “Me tocó un gran equipo, un director increíble, y creo que todos estaban haciendo lo que aman y eso también me hizo sentir cómodo. En realidad, no hubo cosas complejas, tal vez llamados muy largos y cosas de ese tipo, pero en general todo estuvo muy padre, divertido y nos la pasamos muy bien, hasta en las horas de espera nos divertíamos”.