Platicamos con Natasha Dupeyron de Plan V

Natasha Dupeyron sostiene que Plan V es una “chick flick con personajes muy clichés, pero creo que toca temas importantes, como acabar con este machismo que existe en México, como la igualdad de género, como quitarnos esta idea de juzgar a todo el mundo por el físico, como quién dijo que las rubias son tontas o los nerds no pueden ser atractivos y deportistas o quién dijo que una mujer no puede estudiar ingeniería o robótica simplemente porque son rudas. Y me gustan mucho esos temas y la película los aborda de una forma muy sencilla, muy chistosa, y eso le va a gustar mucho a la gente”.

 

Natasha interpreta a Paula, una chica que tras sufrir una decepción amorosa acepta el plan que le proponen sus amigas de conquistar a un chavo virgen para que él quede perdidamente enamorado de ella. “Está muy cómoda en su vida, pero la vida la lleva a moverse y estudiar lo que realmente quiere y en lo que es buena. Es una triunfadora, pasa por un bullying porque le gusta el make up, arreglarse y tal, y pero al final defiende lo que piensa y lo que cree. Ella también empieza juzgando a las personas con las que convive, pero al final termina haciendo amigos. Habla esta película de cómo con la plática puede cambiar toda tu perspectiva y cómo puedes abrirte. Existen muchos muros que nos imponemos simplemente por juzgar a los demás por cómo se ven físicamente”.

 

 

Como la trama de la película involucra un equipo de robótica, los actores contaron con la asesoría de chicos que realmente pertenecen a estos equipos, “para que todo tuviera un sentido y estuviéramos mucho más conectados con el tema de la robótica. Y ese tema está padrísimo. En México no hay mucho apoyo de gobierno hacia chavos que hacen robótica. Yo espero que esta película haga que crezca el interés por este tipo de gente, son maravillosos”.

 

Para la actriz que acaba de hacer un papel pequeño en la serie La casa de las flores, una ventaja de Plan V es que es una comedia que, aunque está dirigida a todo público, tiene el plus de que los chavos se pueden identificar con la historia. “La comedia que hay ahorita en el cine es de gente de 35, 40 años. Nosotros somos chavos de 20, no llegamos ni a los 30. Aunque la película es para todo mundo, los chavitos son los que van ir al cine y se van a morir de risa porque se van a sentir identificados con la escuela, con los nerds, con las fresas, con los rudos, con los deportistas, porque justo es la época de la escuela, cuando estás a punto de salir, y eso hace que alcancemos un rango más grande”.

 

De acuerdo con Natasha, entre los actores se hizo un grupo de amigos que a más de un año de haber filmado siguen en contacto. Además de que Fez Noriega, el director, les permitió “proyectar, nos dejaba jugar y eso fue básico para la película. Y justo en los ensayos vimos el arte de cada personaje, qué llevaba cada uno, el arco dramático. Ahí fue donde cada uno de nosotros pudo encontrar a su personaje”. Y aunque Paula es un personaje de los que suelen darle a Natasha, ella busca personajes que la saquen de su zona de confort. “Quisiera seguir en el cine porque es mi pasión, es lo que mas amo en el mundo, pero con personajes más complicados para mí, es lo que estoy buscando. Empiezo a filmar una película en agosto, con un director con el que moría por trabajar con un personaje justo como lo acabo de describir, distinto a mí cien por ciento. Estoy muy emocionada”.

 

Y es que, asegura, es una buena época para actuar. “La verdad es que antes estábamos cerrados nada más a una televisora o teatro, y ahora hay muchas opciones, muchos textos maravillosos, hay muchas puertas que se están abriendo. Hay mucho más trabajo para todos y trabajo de mucho mayor calidad, y eso también se agradece”.

 

Plan V, dice Natasha, es una película con el mensaje de “dejar de juzgarnos, un mensaje de dejar de criticarnos, de pensar que nos conocemos sólo por cómo nos vestimos o por la materia que estudiamos. Ojalá que podamos ser un poco más abiertos y amarnos mas”.