Homenaje a Alejandro Galindo en la UNAM

Alejandro Galindo (1906-1999) es uno de los cineastas más representativos de la Época de Oro del Cine Mexicano. Su visión sobre la urbe en expansión, que aumentaba las posibilidades de fracaso, se centraba regularmente en situaciones límite de personajes usualmente procedentes de barrios populares aunque también miraba a la clase media. La Filmoteca de la UNAM le rinde un homenaje a partir del 14 de junio.

 

Empieza con la proyección, en la sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario, de Campeón sin corona (1945), la cual narra la vertiginosa carrera ascendente de Roberto “Kid” Terranova (David Silva, imponente), un boxeador proveniente de un barrio marginal cuyos complejos lo llevan a una estrepitosa caída (a las 11:00  y 13:00 horas. Repetirá exhibición los días 15, a las 11:00 horas, y 17, a las 16:00 horas, en la sala José Revueltas).

 

El mismo 14, en la sala Julio Bracho, pero a partir de las 17:00 horas, se presenta el libro Alejandro Galindo. Una visión personal del hombre y el cineasta, para la cual asistirá el autor, Alejandro Galindo Muñoz, hijo del realizador. Al terminar se exhibirá la cinta Una familia de tantas (1949), un excelente drama urbano sobre una familia que ve quebrantado el orden de su núcleo cuando deja pasar a Roberto del Hierro (el álter ego de Galindo, David Silva), un vendedor de aspiradoras, cuando el padre, Rodrigo Cataño (Fernando Soler), no está en casa. Al final Roberto y Maru (Martha Roth), una de las hijas de Cataño, se enamorarán y sobrevendrá el vendaval. La cinta se repetirá, en la sala Revueltas, los días 15 (19:15 hrs) y 18 (11:00 hrs).

 

El ciclo continúa con Esquina bajan (1948), comedia urbana en la que el atrabancado chofer de la ruta Zócalo-Xochicalco Gregorio del Prado (David Silva, nuevamente), es suspendido junto con su cobrador Regalito (el siempre efectivo Fernando Soto “Mantequilla”) por desviarse de su ruta con tal de ganarse los afectos de Cholita (Olga Jiménez). Se presenta en la sala José Revueltas, como todas las demás cintas del ciclo. Se exhibe el 15, a las 13:00  hrs; el 17, a las 19:00 hrs.

 

Hay lugar para dos (1949) es la continuación de Esquina bajan. Gregorio huye del compromiso y se va a vivir con Kitty (Katy Jurado), mientras Cholita, embarazada, se va a vivir con Regalito y su esposa La Bicha (Delia Magaña). Ponen un puesto de tacos mientras Gregorio acaba accidentado y luego redimido. El 15 a las 16:00 hrs y el 18:00 a las 19:00 hrs.

 

Alejandro Galindo tuvo la fortuna de mantenerse activo aún después de la Época de Oro. Corona de lágrimas (1967) fue un dramón protagonizado por Marga López. Ella hace a la viuda Refugio Chavero, quien tiene problemas en el trabajo porque no anda bien de la vista y mantiene a sus tres hijos mayores. Refugio será despedida a causa de su pérdida paulatina de la visión, su hijo Fernando se comprometerá con una muchacha rica negando su origen y todo se irá en picada. El 16 a las 18:00 hrs.

 

El ciclo se complementa con Los Fernández de Peralvillo (1958), sobre un vendedor de fayuca que, al no obtener ganancias de la venta a domicilio, se enrola en una sociedad mercantil en la que escala con rapidez aunque ésta se sirve de negocios sucios. El 16 a las 16:00 hrs y el 17 a las 11:00 hrs.

También se exhibirán Ante el cadáver de un líder (1973), el 16 a las 20:00 hrs y el 17 a las 13:00 hrs, y Doña Perfecta (1950), en la que dirigió a Dolores del Río, el 16 a las 20:00 hrs y el 17 a las 13:00 hrs.