10 datos de Mauricio Barrientos “El Diablito”

10 DATOS DE MAURICIO BARRIENTOS “EL DIABLITO”

A Mauricio Barrientos se le conoce mejor por su apodo: El Diablito. No hay duda de que se ha ganado un lugar como uno de los comediantes y standuperos más relevantes de la actualidad. Su trabajo en cine, que ha desarrollado a lo largo de poco más de una década, podrá verse en Mentada de padre y en Tod@s caen.En esta entrada te dejamos algunos datos curiosos sobre este actor.

 

– Empezó su carrera participando en telenovelas como Los Sánchezy en programas como La vida es una canción.

 

– Su primer programa televisivo, luego de participar como conductor de Noches con Platanito, fue Motel Diablito. En su carrera también ha sido locutor en la estación EXA FM.

 

– A El Diablito lo que le motiva es que “me encanta hacer comedia”.

 

– Dice que la fama ayuda, “porque cobras más [jajajaja], pero todo cae por su propio peso, por lo que de alguna manera sí tienes que solidificarte, tienes que tener buenos cimientos en tu carrera para que no sea efímera”.

 

– Es uno de los integrantes de Duelo de comediantes, programa de Comedy Central en el que dos comediantes se enfrentan en una guerra de chistes y un jurado decide quién gana.

 

– Sus participaciones en cine incluyen Navidad S. A., ¿Qué culpa tiene el niño?,Compadres y El que busca, encuentra.

 

 

– A El Diablito le interesa “seguir en proyectos donde se te permita estar exponiendo tu creatividad y cosas así y tener la mente en eso. Hacer lo que te gusta y vivir de eso, es lo importante. Yo mientras no tenga deudas, estoy feliz, y mientras esté haciendo lo que me gusta, pues ya con eso”.

 

– Tiene un hijo, que se llama Oliver. 

 

– Fue uno de los participantes del reality de comedia LOL: Last One Laughing, de Amazon Prime.

 

– “La fama es lo que menos interesa y cuando la tienes, y estás en todos lados y toda la gente te reconoce, te das cuenta que a fin de cuentas es nada más una parte que no te deja nada. No te deja la satisfacción del proyecto que hiciste, de la gente que conociste haciéndolo o el orgullo de haberlo hecho. Se utiliza la fama, eso sí, pero a fin de cuentas es más personal la cosa, te das cuenta que la fama o la popularidad  de alguna manera ayuda, pero no es lo que te llena”.

NOTAS RELACIONADAS

Acapulco en el cine

Alfonso Dosal, un “idiota” apasionado