Soundtrack de Plan V

En Plan V, película dirigida por Fez Noriega que estrena el 17 de agosto, la música juega un papel fundamental. El score original lo hizo Rodrigo Dávila, colaborador habitual del productor Jorge Aragón, con quien ya había trabajado en A la mala.

 

 

“En esta ocasión pusimos muchas cuerdas y nos tratamos de ir a lo épico porque justo la batalla final [entre robots] tiene una música muy épica. Todo lo grabamos con una orquesta sinfónica en Europa del Este, entonces agarra un sonido muy padre porque combinamos lo electrónico con la música sinfónica, y tiene mucha fuerza”, explica Aragón.

 

Entre los temas que eligieron para la musicalización se encuentran “Stand by me”, en una versión que interpreta María José y que el productor califica como un rolononón, del cual se hizo un increíble videoclip con la colaboración de los cantantes.

 

 

El propio Dávila escribió “Cada amanecer” para los créditos finales. De Elis Paprika incluyen “I wanna see you” y hay un tema llamado “Louder”, de una chava escandinava que se llama Ketia. “Es un tema superinspirado y creemos que la chava va a ser una estrella una vez que detone en Estados Unidos porque la están cuidando mucho en su editora y su disquera y tiene un timbre de voz increíble. Es algo que siempre hemos buscado: música no solo gringa, sino de todo el mundo, que fue lo que nos pasó en A la mala. La canción de ‘Louder’ está increíble.

 

La grabación de la banda sonora se hizo en Macedonia. “En Europa del Este adonde voltees hay buenas orquestas. Están acostumbrados a hacer estas películas, entonces es muy práctico porque les mandas las partituras, ellos ensayan dos o tres horas y sacan en dos días todo lo que necesitas. Ya lo habíamos hecho en otras ocasiones, en Rusia, en Macedonia, pero creo que es un valor de producción muy grande que nunca había tenido el cine mexicano hasta hace unos años. Ahora los productores hemos intentado darle ese valor de producción que de verdad es increíble y el público se lo merece. Aquí en México sigue siendo prohibitivo organizar una orquesta, rentar un espacio, conseguir un estudio, ensayar con ellos y grabar. Sigue siendo carísimo. En Los Ángeles es igual de fácil pero te gastas cuatros veces lo que gastas en Macedonia. También puedes ir a Praga o en lugares similares y eso le da mucho valor a tu película. Son orquestas que trabajan para los estudios, que tienen nombre, pero no son institucionales. Son más orquestas comerciales. Todo lo hicimos vía skype. Siempre hemos pensado que lo que hay que gastarse está en la pantalla, hay que ahorrarse. Nadie viajó, pero es tan práctico que no es necesario. Te mandan los archivos con una calidad impresionante, Rodrigo estuvo al pendiente de la grabación. Todo es muy sencillo y práctico”.