Marianna Burelli es Marcela en Loca por el trabajo

Marianna Burelli estaba en Los Ángeles cuando la invitaron a hacer un casting para el personaje de Marcela en Loca por el trabajo. Así que envió su self tape, o casting grabado, “pero las probabilidades de quedarte en el proyecto son muy pocas, porque obviamente es mejor ver al actor en vivo”. Pero la volvieron a contactar para pedirle una nueva escena y, finalmente, se quedó con el personaje. “Es la primera vez que obtengo un trabajo de actuación a larga distancia”.

 

A Marianna le encantó el guion desde el principio. “Los personajes principales son muy inusuales, son complejos y no son aspiracionales para nada, tampoco perfectos. Al contrario, son personajes femeninos que son un desastre, un poco como en la vida real. Me dio mucha ilusión poder crear, junto con el director, a Marcela, que es justamente difícil de descifrar en dos palabras”.

 

Marcela es una chica liberal que tiene una sex shop y que es vecina de Alicia (Bárbara de Regil), una mujer con quien no se lleva bien y menos cuando una confusión en la mensajería hace que esta pierda el trabajo.

 

 

“A nivel de guion este personaje podría convertirse fácilmente en una caricatura porque es muy liberal, muy segura de todas las situaciones sexuales y de la autoexploración femenina, pero lo que ayudó a que no se fuera todo del lado erótico fue que al mismo tiempo es emocionalmente vulnerable: se enamoró de un hombre casado y él de ella, y estuvieron mucho tiempo juntos pero finalmente él no se divorció y ella decidió alejarse de esa relación. Crear un personaje con tantos colores, automáticamente hace que sea más creíble”.

 

Marianna y Bárbara no se conocían, hasta que se encontraron en el set de la película dirigida por Luis Eduardo Reyes. “Desde el principio traté de crear una amistad con ella para que realmente fluyera en pantalla, porque en la película nos vemos superamigas aunque los personajes empiezan con el pie izquierdo. Estuvimos muy de cerca durante todo el rodaje, justo para llegarla a conocer como persona”.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#tb producción de #LocaPorElTrabajo 🐰 #sielconejitohablara Próximamente en cines #noviembre #barbaraderegil

Una publicación compartida por Loca por el trabajo 👠 (@locaxeltrabajo) el

 

Para Marianna, trabajar en Loca por el trabajo, que estrena el 16 de noviembre, fue “sumamente catártico, pues la sexualidad se habla, y está abiertamente aceptada, en una conversación liderada por hombres, tanto en la pantalla grande como en la televisión. Que los hombres hablen de un orgasmo masculino es más común y coloquial que hablar de un orgasmo femenino. Entonces poder hablar de esto con una normalidad y una cotidianidad es un paso a entendernos como seres humanos, que necesitamos tener ese camino en la vida explorado y una manera de abrir una conversación equitativa en ese sentido. Sabemos que en México, así como otros países de Latinoamérica, tenemos una cultura machista desde hace muchos años: hablamos de que si la mujer no satisface al hombre, este se tiene que ir a buscar satisfacción en otra parte y de alguna manera lo excusamos, hasta las mujeres lo excusan. Sin embargo, cuando una mujer hace lo mismo es calificada como prostituta. Tenemos diferentes definiciones de acuerdo de qué género estamos hablando. La película realmente es muy light, aunque sabemos el tema del orgasmo femenino es parte de, también se habla de la familia, de la amistad entre mujeres, de la complicidad entre mujeres, la importancia de tenerse unas a otras”.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🌪🍥 MARCELA 🍥🌪 @locaxeltrabajo • Cuando mujeres hacen equipo ocurre la magia • ✨⚡️🔥✨ •When women team up, magic happens•

Una publicación compartida por >>• Marianna Burelli •<< 🌬 (@mariannaburelli) el

 

Además, sostiene Marianna, quien hizo estudios de teatro en Londres, “uno de los temas que me parecen más importantes de la película es que nada es lo que parece. Mi personaje puede ser juzgado por la manera como se viste en un segundo, sin embargo, es muchas otras cosas. Igual el de Bárbara o el de Alberto Guerra (Leonardo, el esposo de Alicia). Son personajes que sufren una metamorfosis durante la historia. Me encanta que nada permanece inamovible durante la película, y eso me parece muy valioso porque no estamos hablando de personajes de 19 años, sino de 30 ó 40, gente adulta que tiene la capacidad de cambiar”.

 

De hecho, dice que los personajes masculinos tienen una lucidez que no se ve en las películas mexicanas. “Por eso creo que a pesar de que parezca una comedia romántica, una comedia de amigos, y aunque puede verse dentro del lado de lo común, no lo es”. Además, está convencida de que las mujeres se van a sentir identificadas con los personajes de Marcela o Alicia. “Es una película dedicada a las mujeres, a las familias. Va a haber mucha sinergia, pues no es una película lejana. A veces hacemos películas que están bien, pero nada de lo que ves es cercano, pero en este caso es distinto”.

 

Marianna Burelli ha participado en varias películas recientes, como en Todo mal, donde interpreta a una corista que está drogada todo el día, o en series como Paramédicos e Ingobernable. Hace poco, además, la invitaron a hacer un personaje en la película Cindy la regia. “Me dijeron: Marianna, queremos que hagas este personaje, es la hermana del prota, tienes dos escenas pero necesitamos que seas tú porque todo es improvisado. Para mí es un regalazo: pude crear el personaje, con los directores, que yo quise en ese momento, y la escena fue superimprovisada. El reto es muy distinto cuando te tienes que aprender un guion a cuando tienes que improvisar. Pero siempre tienes que poner todo lo que puedas en cada personaje y tratar de inyectarlo con tanta verdad como puedas. Ahí está el truco, a veces es más sencillo que otras, ciertamente”.