Canciones no hechas para cine, pero qué bien quedan

El cine se ha encargado de llevar canciones a la memoria colectiva. No todas ellas escritas especialmente para la cinta en cuestión, sino elegidas porque su ritmo o su letra empataba muy bien con la historia. Te presentamos cinco casos en los cuales la rola, a pesar de no haber sido hecha especialmente para la película referida, indudablemente está asociada con ella.

01

“Lucha de gigantes” de Nacha Pop

En Amores perros (1999), de Alejandro González Iñárritu, aparece esta canción del grupo español. Un hit de los ochenta, la rola tomó un segundo aire bastante importante por haber sido utilizada en una de las cintas mexicanas más impactantes e importantes en su momento.

02

“Déjenme si estoy llorando” de El Gran Silencio

 

Aunque la banda sí le dio esta canción a Ángel Flores Torres para su debut fílmico Piedras verdes (2001), y de hecho grabó un video especial para la película, es un cover de un tema setentero de Los Ángeles Negros. Pero esta versión de El Gran Silencio fue un éxito radiofónico.

03

“Monstruo verde” de Las Ultrasónicas

Tomada del álbum Yo fui una adolescente terrosatánica, la canción fue utilizada en Perfume de violetas (2001), de Maryse Sistach, para una memorable escena de su historia sobre dos adolescentes llevadas al límite.

04

“Más” de Kinky

 

Entre las muchas piezas en las que se ha utilizado “Más” se encuentra la película Amar te duele (2002), de Fernando Sariñana, en la cual debutaba Martha Higareda. El tema de los regiomontanos se utilizaba para presentar a los chavos del barrio marginal.

05

“Si no te hubieras ido” de Marco Antonio Solís

Cuando el personaje de Maribel Verdú, llamado Luisa, va a la rocola y pone esta canción, lo que sigue es una de las escenas más recordadas del cine nacional: ella, junto con Julio (Gael García) y Tenoch (Diego Luna) empiezan un baile que desemboca en menage a troi en Y tu mamá también (2001), de Alfonso Cuarón.